Castillo Gyula

Los reflectores Neos bañan este monumento histórico en una suave luz blanca para crear un brillo romántico

La ciudad de Gyula es mejor conocida por su castillo medieval, que se completó a mediados del siglo XVI. El castillo de 600 años de antigüedad es la única fortaleza de ladrillo gótico superviviente construida en las llanuras del antiguo Reino de Hungría.
Mientras que la línea de defensa externa con sus bastiones ha sido destruida, el castillo ha sido muy bien conservado. Se inauguró como museo en 1962 y fue completamente renovado en 2005 para ilustrar los seis siglos de historia del castillo con 24 salas de exposición que incluyen la sala del caballero, el arsenal, el calabozo, la capilla, la taberna y la fragua del herrero. Está lleno de vida, con un fuego real en la forja del herrero, el pan que se hornea en los hornos y el torno del alfarero. Cada año, recibe a muchos visitantes que vienen a descubrir cómo vivió el señor del castillo o asistir a las obras de teatro, conciertos de música y espectáculos de danza en el verano.
Este antiguo monumento, que es el único castillo de ladrillo que ha sobrevivido en Europa Central, merecía un esquema de iluminación nocturna que mejoraría su calidad histórica. Las autoridades locales querían una iluminación que mejorara y hiciera visible el castillo por la noche desde cualquier dirección con un enfoque de ahorro de energía. Optaron por el reflector Neos.
El Neos baña las paredes del castillo con una suave luz blanca para crear un brillo romántico en la noche. El tono de la fachada está perfectamente conservado, mostrando este auténtico castillo en su mejor luz.

Imprimir esta página Descargar las fotos

Your browser is currently not supported

Don't worry, there is an easy fix. All you have to do is click the link below and follow the instructions.

outdatedbrowser.com